Alrededores

Una brecha serpentina parte a la izquierda del complejo residencial y lleva a la playa de Petits Canyelles, ofreciendo una vista panorámica sobre el mar. El camino a la derecha del complejo residencial conduce directamente al centro del poblado de Roses, a unos quince minutos de caminata a pié.
Las Rocas está rodeada por las hermosas playas  de Canyelles y Almadraba; más adelante encontrará más playas bonitas, como la de Montjoy y de Joncols. Idílico pueblo de pescadores, Roses se localiza a unos 150 km al noreste de Barcelona, a 15 km de la ciudad de Figueres y 60 km la frontera hacia Francia.
Roses se enorgullece de su bello centro. Sus tiendas, restaurantes y terrazas dan al mar y puerto pesquero y reciben sombra de hilas de frondosas palmeras. Cada día, la flota de pesca local levanta sus anclas de madrugada y no retorna al pueblo sino en la tarde, llevando la pesca del día.

La vela, el golf, y la monta de caballos. Todos ellos son populares pasatiempos que pueden realizarse en los alrededores de Roses. No se pierda la visita al Museo de Dalí en la ciudad catalana de Figueres y dése una vuelta por las ruinas greco-romanas en Empuries. Alpinistas y ciclistas encontrarán su edén dentro de la reserva natural de Aiguamolls, un área natural protegida y a la vez santuario de animales que comunica la costa catalana con las montañas pirineas. El fantástico Water Fun Park de Aqua Brava, en Roses, cuenta como uno de los lugares familiares favoritos. La ciudad de Girona le ofrece una gran experiencia de compras además de mucha cultura. Barcelona, entretanto, con sus lugares históricos y fantásticos restaurantes, sus museos y galerías de arte de categoría mundial, es el lugar ideal para visitas de un día o más.

 

Clima
Roses disfruta un tiempo soleado durante la mayor parte del año. Lo veranos mediterráneos son largos y la suave brisa del mar aligera el calor. Las estaciones de primavera y otoño son las mejores épocas para viajes activos; durante estos tiempos del año las temperaturas son agradables y el cielo es mayormente despejado. El corto invierno suele ser húmedo y azotado por el viento, aunque no es inusual experimentar temperaturas hasta 20 C incluso en enero. 

Impresión